Los maíces de primera se siguen picando y el girasol continua en deterioro

Dada la realidad ambiental, particularmente la baja a nula disponibilidad de agua útil en los perfiles de los suelos, los elevados registros térmicos e importantes procesos de evaporación y evapotranspiración de los cultivos, se observó un complejo y desalentador paisaje agrícola.

En el caso de la soja temprana, las intenciones de siembra estuvieron, pero la realidad climática pudo mucho más y no se alcanzó la superficie estimada de 1.000.000 ha, solo se implantaron 956.500 ha. Las 43.500 ha si implantar representan un 4% de la estimación inicial.

El maíz temprano fue otro de los cultivos de la cosecha gruesa que sufrió las consecuencias de las condiciones climáticas de los últimos 15 días, cuyo deterioro continuó de acuerdo al estado fenológico de cada lote, además generó una incierta situación actual y muchos interrogantes por los futuros resultados. A tal punto que, en los maizales muy afectados, continuaron las tareas de picado/embolsado para consumo del ganado.

Los sembradíos mostraron un marcado aumento del deterioro de las plantas, síntomas de estrés hídrico, hojas marchitas, acartuchadas y en situaciones más extremas, el quemado de las mismas. Los productores prosiguieron en la difícil decisión de llevar a cabo el picado del total de los maizales para ensilado, interrumpiendo así el ciclo del cereal, ante la alta probabilidad de la pérdida total, realidad que se detectó en primera instancia en los departamentos del norte del área de estudio y se evidenció también en otros.

La sanidad de los sembradíos se encontró muy bien, sin presencia de plagas ni enfermedades.

El girasol no escapó a la realidad ambiental enunciada en informes anteriores, continuó el deterioro de las plantas al que se sumó la presencia de palomas y cotorras, que afectaron o afectarían los capítulos florales.

Solo en la zona norte del departamento General Obligado se encontraron lotes en condiciones buenas a muy buenas, porque allí las precipitaciones fueron más regulares. El resto de los girasoles se percibieron en estado bueno a regular y malo, con plantas con menor desarrollo, tanto en altura como en el tamaño del capítulo.

En las zonas algodoneras, se desarrolló la segunda semana sin actividad alguna en cuanto a la siembra o demás tareas agrícolas, por la falta de humedad en la cama de siembra y temperaturas extremas.

En general, los algodonales no escaparon a la falta de precipitaciones, en donde por la etapa fenológica en que se encontraban, el efecto de la falta de agua fue menor que en el resto de los otros cultivos, pero de igual manera se observó el comienzo de síntomas, siempre provocados por estrés hídrico. Hasta la fecha el sector este algodonero, con un 65 % de avance de siembra; mientras en el sector oeste se avanzó en un 30 % .

Para el intervalo comprendido entre el 07 y el 13 de diciembre, los pronósticos prevén desde su comienzo, estabilidad climática, días soleados, temperaturas medias diarias en ascenso, buen tiempo y nula nubosidad, que en el comienzo del sábado 10 se incrementaría y cubriría totalmente el cielo, luego inestabilidad climática, altas probabilidades de precipitaciones de variadas intensidades y de montos pluviométricos.

Situación que variaría a fines del lunes 12 de diciembre a estabilidad climática, días soleados, buen tiempo, temperaturas medias diarias en ascenso, nubosidad parcial, sin probabilidad de precipitaciones, dicho pronóstico se extendería hasta el final de período y se manifestaría en toda el área del SEA. Las temperaturas fluctuarían entre mínimas de 17 a 29 ºC y máximas de 29 a 43 ºC.

Generated by Feedzy