China y la Unión Europea se reunieron para trabajar en biotecnología agropecuaria

En representación del secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Juan José Bahillo, el jefe de Gabinete de la Secretaría, Juan Manuel Fernández Arocena, encabezó la 10° Reunión de Trabajo entre Argentina y China; mientras que el subsecretario de Coordinación Política, Ariel Martínez, hizo lo propio con la 9° Reunión de Trabajo entre Argentina y la Unión Europea, en materia de biotecnología agropecuaria, junto a la directora nacional de Bioeconomía, Dalia Lewi.

«Quisiéramos resaltar la importancia que la cooperación bilateral con China en biotecnología agropecuaria tiene para el comercio de nuestros países. Para la actividad productiva nacional resulta de interés estratégico tratar las cuestiones de las aprobaciones de eventos biotecnológicos dado que constituyen un elemento central de nuestro comercio con el mundo», señaló Fernández Arocena, al agradecer «la colaboración del Ministerio de Agricultura y Asuntos Rurales de la República Popular China (MARA) en fomentar la relación comercial entre nuestros países y la correcta comunicación e intercambio de información entre agencias regulatorias de ambos países».

La contraparte china, que participó de forma virtual, destacó que «la biotecnología agrícola moderna ha provocado cambios en los productos mundiales de comercio agrícola, su rápido desarrollo aumentan la resistencia y el rendimiento. China siempre ha puesto gran atención a la cooperación y a la biotecnología. Hay mucho potencial para investigación futura entre ambos países, estamos dispuestos a seguir reportando estos intercambios».

Por su parte, Martínez, resaltó: «Hace poco vinimos con el Secretario Bahillo de participar en la COP27 de Egipto, donde se dio un marco especial a la agricultura y resaltamos que Argentina participa en el 4% de las exportaciones agroalimentarias del mundo, y todo el sector agropecuario, forestal, todo el sistema de alimentos de Argentina representa el 0,3% de las emisiones globales. La relación entre seguridad alimentaria, agricultura y emisiones es 14 a 1 en el caso de Argentina. Destacamos el rol que aporta la biotecnología en la seguridad alimentaria global y los desafíos que venimos asumiendo hace tiempo en la materia».

Durante ambos encuentros se trataron las actuaciones normativas respecto a los procedimientos y requisitos de evaluación de bioseguridad, y avances en autorizaciones de eventos en cada país.

En el caso de la reunión con China, se realizó un intercambio de nuevas tecnologías de mejoramiento vegetal. Y se atendió además cuestiones en materia de investigación, desarrollo y uso de trigo transgénico, de productos industrializados de soja y maíz y a la cooperación bilateral en el desarrollo de nuevos productos biotecnológicos.

Por su parte, la directora nacional de Bioeconomía, Dalia Lewi, puso especial hincapié en las dos nuevas normativas que se aprobaron entre la novena reunión bilateral y la actual con China. Se trata del Plan de manejo de resistencia a insectos y de la normativa para actualizar el establecimiento de procedimientos para la evaluación y autorización de actividades con organismos genéticamente modificados (OGM) de origen vegetal.

Estas reuniones se realizan anualmente para tratar posibles asincronías en aprobación de eventos y clarificaciones sobre asuntos regulatorios. En el caso de la UE, se consultó sobre el estado de avance en la evaluación de tres eventos biotecnológicos aprobados en Argentina, para evitar las asincronías en las aprobaciones. «El avance en los desarrollos biotecnológicos favorecerán las exportaciones, el valor agregado en origen y la generación de empleo y arraigo territorial», señaló Lewi, acompañada por la coordinadora de Innovación y Biotecnología, Perla Godoy, y demás representantes de la Dirección Nacional de Bioeconomía.

En tanto, desde la contraparte europea, que participó también vía remota, se brindaron detalles sobre el estatus administrativo y/o de consulta pública de los eventos consultados. Al tiempo que se mostraron interesados en los mecanismos argentinos para el análisis de los productos derivados de las nuevas técnicas de mejoramiento (NBT) a través de la CONABIA a la hora de repensar el diseño de su propio sistema para estas tecnologías.

En representación de Argentina estuvieron en la bilateral con China, la presidenta del INASE, Silvana Babbitt, el consejero Agrícola de Argentina en Beijing, Hernan Viola; los coordinadores de biotecnología del INTA, Sergio Feingold y del Senasa, Andres Maggi; de Cancillería Argentina, Marcos Bednarski; María Alexandra Medina, de la Dirección de Cooperación y Negociaciones Bilaterales; Gastón Santiesteban, y Alejandro Jara de la Dirección de Mercados Agrícolas; de la empresa Bioceres, Claudio Dunas, Martin Mariani y Cristian Inderkumer, y demás representantes público-privados.

Por su parte, en representación de nuestro país estuvieron en la reunión con la UE, el consejero Agrícola de Argentina en la UE, Gastón Funes; el director de Cooperación y Negociaciones Bilaterales de la Secretaría, Santiago Bonifacio, y demás funcionarios de Cancillería, INASE y representantes público-privados.

Generated by Feedzy