A pesar de las lluvias, muy pocos largaron la siembra maicera

De acuerdo a los últimos datos de la Guía Estratégica para el Agro, durante el jueves 15 y el miércoles 21 de septiembre se produjeron algunas precipitaciones sobre la región. El promedio estuvo entre 10 y 20 mm. Los registros máximos se dieron en Noetinger con 26 mm y Guatimozín con 24 mm. En Lincoln, Buenos Aires, el registro semanal fue cero. Las siembras maiceras no se han generalizado. Las empresas de semilleros sugieren no sembrar con menos de 30 mm.

“Para los que no puedan sembrar se les está proponiendo entregar las semillas para almacenarlas en cámara”, comentan los ingenieros de Bombal. “Si bien estas lluvias aportan algo de humedad al sistema, no son suficientes para cambiar la condición de sequía que prevalece en casi toda la región”, explica el consultor Elorriaga.

“Esta leve mejora de humedad superficial puede ser una tentación para apurar las siembras de maíz. Pero pueden convertirse en una pesadilla si los lotes no cuentan con las reservas necesarias ante el actual panorama de pronósticos”, agrega el consultor. Para los próximos quince días, se mantiene la necesidad de lluvias extremadamente abundantes para la época del año para poder lograr condiciones óptimas de humedad en el perfil del suelo: en Córdoba son necesarios más de 140 mm y en el resto de GEA entre 100 y 120 mm.

Satélites indican que la 2021/22 fue la mayor siembra de maíz en la región

Hace un año, la superficie del cereal no paraba de crecer. A esta altura ya se había sembrado la mitad del área. El aumento se estimaba en un 15%, pero el estudio con imágenes del satélite Sentinel-2 muestra que fue mayor: el salto interanual fue de un 20%.

Tras recorrer la región, georreferenciar 4.300 puntos de diferentes coberturas y volcar la información en la plataforma de Google Earth Engine, el resultado muestra que se sembraron 1,93 M ha de maíz en la región y 4,49 M ha de soja en región núcleo. El aumento interanual en maíz fue de 320.000 ha (+19,8%). En la soja, la caída fue de un 7% (330.000 ha menos). Este estudio indica que el ciclo 2021/2022 fue la mayor siembra de maíz y la menor de soja de los últimos 10 años en la región. El maíz ocupó el 40% de la superficie de granos gruesos, un hecho que no volverá a repetirse, al menos durante la campaña 2022/2023.

Nuevos ajustes para la 2022/23: 150.000 ha pasarán de maíz a soja de primera

Sigue muy presente el fracaso productivo del maíz temprano 2021/22. Y se suma la falta de agua actual y la tercera Niña que se presentaría con mayor intensidad. El factor clima sigue bajando área al maíz y la soja recupera terreno. El maíz sufre un nuevo recorte, unas 150.000 ha que dejan a la intención maicera en 1,5 M ha, vs las 1,9 M ha sembradas hace un año. La caída interanual sería de un 22%. La oleaginosa toma ese hectareaje, con lo cual pasarían a sembrarse 5,1 M ha vs 4,5 M ha el año pasado. La soja en los últimos 7 años mostraba una clara tendencia a caer en área. Pero en la 2022/23 tendrá un crecimiento interanual de 13%.

Generated by Feedzy