El maíz de segunda le pasó el trapo al de primera

Las jornadas de ambientes secos, sin precipitaciones, pero con la particularidad de una amplitud térmica que osciló entre los 12 y los 14 °C, posibilitó en los últimos 7 días el avance y el cierre de la cosecha del maíz tardío, dice el informe del Sistema de Estimaciones Agrícolas para el Centro Norte de la Provincia de Santa Fe, que difunde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

La superficie sembrada fue de 78.000 ha; la superficie cosechada (grano comercial) de 69.900 ha., con rendimiento promedio de 79 qq/ha y una producción final de 552.203 toneladas. Aunque la productividad por hectárea disminuyó 1 quintal respecto de la campaña anterior, fue la segunda más alta desde el ciclo 2017/18.

La superficie destinada a autoconsumo fue de 8.100 ha; el rendimiento promedio en el centro norte de la provincia de Santa Fe, de 13,50 m/bolsa/ha. Al igual que en el grano, este indicador mermó respecto del año pasado (1m/bolsa/ha) pero fue de los más altos (el segundo) de las últimas 5 campañas.

El informe del SEA indica se obtuvieron 27.380 toneladas menos de grano en la producción final, en comparación con la campaña 2020/2021.

Con el final de la trilla de maíces de segunda, a su vez se dio por concluida la campaña 2021/22 en la región. En el cuadro con el total de cultivos que incluyó el reporte se aprecia que el maíz tardío rindió, en promedio, 11.5qq/ha más que los 67.5qq/ha de los maíces de primera. Esto hizo posible que, aún con una superficie productiva menor, también logró más volumen total cosechado, ya que los maíces de segunda generaron 616.200 toneladas sobre 78.000 hectáreas sembradas, mientras los tempranos lograron 599.000 toneladas en 88.800 hectáreas.

Generated by Feedzy