La decisión del productor argentino que podría ponerle presión a la soja en el mundo

El profesor del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, Dante Romano, alerta sobre la preocupación de los productores argentinos: a los aumentos de los costos en fertilizantes, fletes y combustible, se le suma el riesgo de nuevos impuestos:

-“Me guardo la soja, tomá el maíz. A pesar de que el ritmo de cosecha de soja es normal, las ventas siguen lentas. En maíz ocurre lo contrario: estando en el bache entre maíz temprano y tardío, seguimos viendo buenas ventas. Nuestro país es primer exportador de aceita y harina de soja. Esto no es sólo un detalle, porque si los productores no venden soja, las fábricas no pueden exportar; y los compradores no encontrarán el suministro que necesitan”.

-“La suba en fertilizantes y alquileres aumentó el costo de producción para la campaña que está a punto de iniciar. Pero los elevados precios que se pueden cerrar para 2023 permiten obtener una rentabilidad promedio. Sin embargo, los precios altos de los granos están atados a circunstancias coyunturales: seca en Brasil y la situación en Ucrania. Falta mucho para 2023, el riesgo es enorme, y vemos poca cobertura”.

-“Fina 2023: viendo el vaso medio lleno. Para el 2023 vemos excelentes precios de trigo y cebada, la humedad en suelos se normalizó, y si bien se espera una tercera niña, no sería tan dañina. Dejando de lado la situación en Ucrania, los stocks de inicio son muy bajos, EEUU ya viene mal parado, baja la estimación de producción en Europa, y en estos casos, cuando llega la cosecha Argentina es literalmente “la última botella de agua del desierto” ya que 70% del área de trigo está en el hemisferio norte”.

Sector por sector

-Mercado internacional: “Volatilidad: precios muy altos, Ucrania fuera de mercado, y problemas climáticos en EEUU para trigo y siembra de maíz”.
-Soja: “Los aceites apoyan a la soja, pero el mercado subió mucho. Localmente, avanza la trilla con poca venta de productores. Preocupa a la industria”.
-Maíz: “Los atrasos en la siembra en EEUU comienzan a preocupar, con demanda firme ante problemas en Ucrania. Argentina pausa siembra, pero la comercialización va a buen ritmo”.
-Trigo: “Calidad de cultivos de EEUU sigue bajando y preocupa. Localmente bajan las chances de seca, y con muy buenos precios las ventas aparecen”.