Las cadenas de los 4 principales cultivos de la Argentina pidieron priorizar la importación y provisión de insumos para poder producir

De cara a la parte final de la actual campaña agrícola y en la antesala de la próxima, las cuatro cadenas de cultivos reclamaron el normal aprovisionamiento de insumos claves para la producción, como fertilizantes y combustibles. El pedido fue a través de un comunicado titulado: “Sin insumos no hay producción”.

“Para producir eficientemente, la agroindustria como todos los ámbitos productivos, precisan de insumos qué son críticos para lograr productividad y volumen en las diversas producciones, fundamentales para la Argentina”, expresaron los integrantes de Argentrigo, Maizar, Asagir y Acsoja, desde donde elevaron el pedido para que el Gobierno “priorice la importación de los insumos necesarios, como son los fertilizantes, y que, al mismo tiempo, se trabaje en la normal provisión de combustible”.

Desde esta semana se han registrado numerosos inconvenientes para el normal abastecimiento de combustibles en el interior. Se trata de una problemática que afecta a los productores agropecuarios, contratistas rurales y transportistas, en los inicios de la cosecha de soja y maíz, y además en momentos donde se están tomando las decisiones para la próxima siembra de los cultivos de invierno, como trigo y cebada. “Es fundamental que la logística sea fluida, sin correr riesgos de que se generen trabas y demoras injustificadas por falta de insumos claves”, manifestaron las entidades.

Además, los dirigentes resaltaron la importancia que tiene la agroindustria nacional para la generación de divisas que ingresan al país a través de las exportaciones, y que permiten realizar una importante contribución a una economía como la de nuestro país tan necesitada de los dólares del sector. “Por este motivo, e inmersos en un contexto difícil, es esencial encontrar una solución”, señalaron desde las cadenas de cultivos, y reiteraron su vocación de trabajar en conjunto con el Estado para el intercambio de ideas, “con visión constructiva y solidaria, que fructifiquen en acciones en beneficio del sector agroindustrial argentino y de la sociedad en su conjunto”.

El faltante de gasoil se profundiza en diferentes lugares del país, como consecuencia del desfase entre el precio de venta y el de importación, lo que lleva a las petroleras a racionar las entregas a las estaciones de servicio, que a su vez aplican cupos de venta de hasta 15 litros por vehículo. Una problemática que afecta, especialmente, al sector de la producción, a los contratistas rurales y los transportistas.

Por su parte, los presidentes de las cuatro entidades de productores agropecuarios que conforman la Mesa de Enlace, expresaron su preocupación por el faltante de gasoil y solicitaron al Gobierno un plan de contingencia. Además, señalaron que el campo consume casi el 30% de la oferta del producto a nivel país incurriendo en un gasto de más de USD 3.500 millones por año.

Ante el faltante de combustibles y dentro del plan de contingencia que están reclamando los dirigentes, “el biodiésel podría suplir la demanda en las distintas regiones del país. De esta manera tener en cuenta la disponibilidad de biocombustibles, no sólo nos puede ahorrar divisas al país, sino que además de superar una faltante del momento, se estaría promoviendo el uso de energías limpias, sumamente beneficiosas en el medio ambiente”.

Biodiésel y transporte

Sobre el mayor uso de biodiésel, en las últimas horas las empresas productoras de biocombustibles pidieron al gobierno nacional, a través de la Secretaría de Energía, que se eleve el corte del gasoil de un 5% al 10% para cumplir favorecer el abastecimiento de camiones, cosechadoras, fertilizadoras y otros equipos agrícolas que deben trabajar en plena cosecha, y también para preparar el terreno para la futura siembra del trigo.

A su vez, el transporte de cargas manifestó su preocupación por la problemática. Los integrantes de la Federación de Transportistas Rurales Argentinos (FETRA) se declararon ayer en estado de alerta y movilización ante “los aumentos desmedidos y la dispersión de precios del gasoil, sumado a las restricciones en la carga de combustible en plena cosecha” de granos gruesos.

La falta de gasoil en algunos puntos del país puso en alerta a la totalidad del sector de transportes en Argentina ante las dificultades en la distribución de diferentes mercaderías en distintos lugares del país. En diálogo con este medio, el Vicepresidente 2º de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), Alfredo Guagliano, sostuvo que en el sector están “muy preocupados porque, yo aseguro, que va a haber desabastecimiento y no de combustible, sino de todo tipo de mercaderías”.

Generated by Feedzy