Las empresas CREA estiman un área de trigo estable y más cultivos de servicio

Desde la Asociación que nuclea a los Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) realizaron una nueva edición de su encuesta SEA, que realiza de manera cuatrimestral entre sus asociados para conocer los principales indicadores del negocio agropecuario.

En este estudio, uno de los principales datos que aparecen, de cara al inicio de la campaña fina, es que los productores planean mantener estable el área destinada al trigo, a la vez que incrementarán la superficie destinada a cultivos de servicio.

“Los empresarios agrícolas encuestados planean este año reforzar la sostenibilidad de los sistemas productivos por medio de un incremento de la siembra de cultivos de invierno tanto de cosecha (fundamentalmente cebada) como de servicio (cuyo propósito, como señala su nombre, es brindar exclusivamente un servicio ambiental). Eso representa un esfuerzo importante en un contexto caracterizado por una suba extraordinaria del costo de los principales insumos”, indica el informe.

En general, una de cada seis hectáreas que se planifican sembrar en el presente invierno se hará con un cultivo que no tiene como finalidad la cosecha.

En cuanto al trigo, la siembra de trigo registraría un descenso relativo dentro de la torta de siembras invernales: el 60% de las hectáreas, contra el 66% del año pasado. Pero como la superficie general implantada en invierno se incrementará de una participación en la rotación del 21,5% a una del 29,4%, “en términos nominales el área de trigo se mantiene estable”, menciona CREA.

La explicación es que “debido a que las condiciones comerciales presentes en el mercado del cereal no son las ideales a causa de la intervención oficial, y a la consiguiente incertidumbre respecto al mercado de este cereal”, la elección del trigo sería inferior.

Ganadería

En tanto, dentro de los indicadores ganaderos, hay varios que sobresalen. En primer término que, al igual que a fines del año pasado, más de la mitad de los productores consultados proyecta aumentar el stock de vientres, debido a que esa categoría de hacienda opera como reserva de valor frente a un contexto inestable.

Un aspecto positivo también es que los establecimientos de cría proyectan destetar en promedio un 2,4% más de terneros que en 2021, lo que representa un importante logro, pues muchas regiones resultaron afectadas en los últimos meses por sequías e incendios.

Por otro lado, la encuesta reveló que, en promedio, la duración media de la terminación de vacunos en marzo pasado fue estimada en 13,2 meses, mientras que un año atrás era de 10,9 meses. “Eso porque los sistemas se están tornando más pastoriles como estrategia defensiva frente al aumento generalizado de costos de producción”, indica el informe.

Lechería

Aún cuando dos de cada tres encuestados indicó que sufrió sequía como adversidad climática en el último ciclo, se espera un aumento en la producción de leche en los próximos cuatro meses a causa principalmente de un incremento de la cantidad de vacas en ordeñe.

Inversiones

Pese a las difíciles circunstancias económicas que atraviesa el país –el 65% de los empresarios CREA considera que el país está peor que un año atrás–, hay un 44% que cree que es un buen momento para realizar inversiones.

“Sin embargo, la mayor parte de esas decisiones de inversión, ya sean concretadas o programadas, no estarían fundadas en un cambio de expectativas, sino en la necesidad de proteger el capital propio frente a la creciente desvalorización del peso argentino”, destacan desde CREA.

Generated by Feedzy