“Del total de las exportaciones argentinas, el 70% son productos de origen agropecuario”

La agroindustria generó el 70,5% de los dólares que ingresaron al país durante el primer semestre. De este modo, aportó US$ 24.933 millones de los US$ 35.339 millones en ese período, y representa un alza del 28,3% interanual e incluso supera los niveles prepandemia.

Los datos surgen de un trabajo elaborado por la consultora que dirige el especialista en comercio exterior, Marcelo Elizondo. En diálogo con BCR News, explicó: “La Argentina tuvo en los últimos años, sobre todo en los últimos 3 o 4 años, en cambio relativo en la composición de sus exportaciones. Esto se consolidó el año pasado, pero en 2021 se ha sustanciado”.

Asimismo, detalló: “El total de las exportaciones argentinas está compuesto en un 70% por productos de origen agropecuario. Es algo que no había ocurrido antes, hace 10 años, las exportaciones de origen agropecuario representaban aproximadamente el 60%. Y, desde ese momento hubo un incremento de la participación relativa. En primer lugar, porque las exportaciones de origen agropecuario van adquiriendo mayor importancia absoluta y, en segundo lugar, porque las otras exportaciones argentinas, las de bienes manufacturados o las de energía, están perdiendo importancia”.

De este modo, “podemos estimar que la Argentina exportará en 2021, un total de 65 mil millones de dólares aproximadamente y el 70% son productos de origen agropecuario, adquiriendo una relevancia relativa del total, tan alta como en la historia moderna no se había visto antes, salgo el año pasado”, enfatizó Elizondo.

Con respecto a los principales países con los cuales comercializa la Argentina, el especialista en comercio exterior sostuvo: “Los mercados tienen incidencia directa con lo antes dicho. Como hoy la Argentina tiene más dependencia de las agroexportaciones, y no hablo únicamente de productos primarios como granos o carnes sin procesar, me refiero también a productos manufacturados de origen agropecuario, como aceites, harinas, jugos concentrados, vinos, ese total compone el 70% del conjunto. Y al tener mayor incidencia este tipo de productos, los mercados que van adquiriendo importancia son aquellos a los que se destina este tipo de oferta, que básicamente son los asiáticos”.

En tanto, agregó: “De los 6 principales mercados que tiene hoy la Argentina en el mundo para destino de sus exportaciones, la mitad son asiáticos: China, India y Vietnam. El más importante de todos sigue siendo Brasil. Si uno mira hoy el total de las exportaciones, el principal continente con el cual la Argentina envía sus exportaciones, el principal es Asia, el segundo Latinoamérica y el tercero Europa. Con lo cual, la incidencia relativa de Asia va ganando participación, a la vez que las agroexportaciones son más importantes en el conjunto”.

Asimismo, Elizondo analizó el efecto de algunas medidas dispuestas por el gobierno nacional, como las restricciones en la venta de carnes al exterior: “Este tipo de medidas tienen un impacto hacia adelante, porque dependen de por cuanto tiempo pervive, si se levantara la restricción se atenuaría el daño. Todavía el daño no es muy grande, pero se va a extender en el tiempo, por distintas vías. La primera, por lo que se deja de vender, que primero fue total y después parcial; lo segundo por la afectación de la reputación, porque la Argentina se transforma en un vendedor menos confiable, si empieza a tener problemas porque el exportador quiere vender, pero el gobierno no lo deja, eso puede hacer perder mercados; en tercer lugar, es por el desaliento al exportador, que ante este tipo de riesgos decide no exportar, no comprometerse para no tener estrés posteriores o incluso la producción, ya que hemos visto anuncio de productores que han decidido mudar su producción de la ganadería al agro, dada esta dificultad. Por lo cual, todavía no es medible, pero auguro que va a tener en adelante un impacto que seguramente va a rondar los 300 o 400 millones de dólares en el año”.

Finalmente, se refirió al contexto general: “Si esto se extiende en el tiempo, va a ser peor y tiene que ver con el contexto general. Si uno analiza que se han prohibido exportaciones de carnes, que hace unos meses se había anunciado una prohibición parcial de exportación de granos, que tenemos altísimos impuestos a las exportaciones agrícolas, Argentina es uno de los 5 países del mundo con más carga impositiva a las exportaciones, lo que nosotros llamamos retenciones, si a eso le sumamos que hay un régimen cambiario expolia al exportador, porque el exportador que firma un contrato no percibe esos dólares que quedan en el Banco Central y que la entidad monetaria le entrega pesos al tipo de cambio oficial con una brecha del 70 u 80%, si le agregamos una carga impositiva a la producción también altísima, ya que somos uno de los países con mayor carga impositiva sobre las empresas en el mundo, y que además hay un entorno macroeconómico complejo, con alta inflación, inestabilidad cambiaria, tasas de interés afectadas por la política, esto hacen un conjunto de argumentos de desaliento dentro del cual se inserta la producción de la exportación de carnes. De este modo, ver la película total le da una explicación adicional sobre por qué la Argentina no exporta más, y que debería tener un crecimiento mayor por su competitividad, pero esa capacidad productiva está frenada por el entorno regulativo”.

Fuente: BCR News

Últimas noticias