Se demora la venta de soja

“La industria de la molienda está atravesando un proceso de márgenes negativos derivado de la alta carga tributaria, el menor flujo de granos y la volatilidad presente en el mercado cambiario”, dijo a Reuters Gustavo Idígoras, titular de CIARA (Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina) y CEC (Centro Exportador de Cereales).

Durante la entrevista, Idígoras comentó que las empresas agroexportadoras molerían cerca de 38 millones de toneladas de soja en el 2020, un 9,5% menos que el año pasado, por una caída en sus márgenes que dificulta mejorar los precios pagados a productores.

“La menor rentabilidad dificulta la posibilidad de mejorar los precios pagados a los productores”, comentó Idígoras a Reuters, que indicó que el sector actualmente presenta una capacidad ociosa del 50%.

Según datos del Ministerio de Agricultura, en agosto el volumen de la oleaginosa procesada cayó un 20,6% interanual, a 3,3 millones de toneladas.

El año pasado Argentina exportó harina y aceite de soja por un total de US$ 12.246 millones, según datos oficiales.

La cosecha de soja en la campaña 2019/20 fue de 49,6 millones de toneladas, contra los 55,3 millones recolectados en la temporada anterior. En tanto, a inicios de mes la Bolsa de Comercio de Rosario estimó la cosecha de soja de Argentina de la campaña 2020/21 -cuya siembra arranca en octubre- en cerca de 50 millones de toneladas.

La venta de soja había comenzado a mermar durante las últimas semanas y frente a la desconfianza sobre la situación general y la falta de alternativas para resguardar el valor de la producción, este ritmo podría caer aún más. Se suma la expectativa de suba de precios en medio de la demanda china.


De la campaña 2019/20, con una cosecha estimada en 49,6 millones de toneladas, se comercializó un 63 % de la producción y cerca de un 50 % ya tiene precio.

Los últimos datos oficiales indican que durante la semana finalizada el 9 de septiembre se vendieron 430.000 toneladas, unas 93.000 toneladas menos que la semana anterior.

La Austral consultó a los productores sobre el ritmo de ventas que llevan sobre el producido de la campaña gruesa 19/20. El Ag Barometer reveló luego de encuestar a 400 grandes productores que solamente un tercio ya había vendido todo.

“Prácticamente la mitad de los productores manifiestan tener guardado hasta la mitad de la producción, y casi un 15% los que todavía guardan más de la mitad”, destacó.

¿Qué motiva a los productores a guardar parte de la producción? Si bien en algunos casos se presumen cuestiones especulativas, la mitad de los productores manifiesta que es la reserva que permitirá cubrir alquileres y otros gastos de producción, mientras que menos de un 10% respondió la expectativa de precios más altos.

“Es interesante notar que un cuarto de los productores no venden sus saldos de granos por cuestiones financieras (atraso del tipo de cambio, falta de alternativas de inversión en pesos y cobertura frente a la inflación)”.

Fuente: Agrofy News